salvatierra-agurain

Aguraingo Inhauteriak 2018

Aguraingo Inhauteriak 2018

 

LAUTADAKO INHAUTERIAK

 

El carnaval rural tiene poco que ver con el que modernamente se celebra en casi todos los núcleos urbanos, en el que los participantes se limitan a disfrazarse. Como festejo organizado se estructura en la Edad Media, es hijo del cristianismo, aunque en él pervivan numerosos elementos paganos. Se establece previamente a la Cuaresma, los cuarenta días que preceden a la Semana Santa, como un periodo de relajación previo a sus rigores y penitencias.

0 1 Carnaval rural de Agurain – Aguraingo Inhauteriak

 

0 3

Carnaval rural de Agurain – Aguraingo Inhauteriak

 

0 6

Carnaval rural de Agurain – Aguraingo Inhauteriak

 

0 7

Carnaval rural de Agurain – Aguraingo Inhauteriak

 

0 10

Carnaval rural de Agurain – Aguraingo Inhauteriak

 

0

Carnaval rural de Agurain – Aguraingo Inhauteriak

 

7

Carnaval rural de Agurain – Aguraingo Inhauteriak

7e0de16e-92df-43be-9e41-b459665bf7e3

 

Carnaval rural de Agurain – Aguraingo Inhauteriak

 

 

 

16

Carnaval rural de Agurain – Aguraingo Inhauteriak

 

308f0006-1f0e-42ed-926f-7860e19a8903

Carnaval rural de Agurain – Aguraingo Inhauteriak

El carnaval  desde siempre ha sido una celebración festiva que tenía como objeto hacer los últimos excesos corporales antes de la Cuaresma.

El carnaval es una celebración universal que deja al descubierto la imaginación de la cultura popular, para criticar y autocriticarse.

En nuestros pueblos se conserva perfectamente diferenciado el carnaval urbano del rural. El carnaval urbano se ofrece en Gasteiz, Laudio, Agurain, Oyón, etc, y entre los numerosos carnavales rurales destacan los de Zalduondo, Okariz, Ilarduia, Eguino, Andoin, Agurain, Salcedo. Etc..

e2c949a9-8421-4076-ab0c-0194a12757a9 Carnaval rural de Agurain – Aguraingo Inhauteriak

El carnaval urbano es un carnaval formado por cuadrillas y comparsas acompañados de ruidosos músicos. En Gasteiz, contaba la Sociedad Landazuri que hay constancia de su celebración en las memorias escritas por la Condesa de Aulnoy de viaje por España y que recaló en la ciudad el día de carnaval del año 1679. Narra cómo las cuadrillas participaban en la fiesta con gran algarabía. Hay otra referencia dos siglos después, en escritos del francés Davalieur, que también comenta la alegría con que se celebraban los carnavales en Gasteiz.

 

Y una última referencia de la continuidad de la fiesta. En los años veinte se popularizó la famosa coplilla de ‘Guía, guía, maquinista…’. En otros lugares de la Lautada también hay constancia de sus carrozas tiradas por caballos y conducidas por jóvenes que recorrían localidades cercanas.

9ce34a0c-f1e0-4786-a84f-abee62c30a51

 

Carnaval rural de Agurain – Aguraingo Inhauteriak

Rural y urbano

El carnaval rural alavés tiene aspectos que lo diferencian del urbano. En el rural no hay grupos, sino que la participación es de toda la comunidad. Los niños eran los que comenzaban las celebraciones con el jueves de Lardero, jueves anterior a la semana de carnaval. Este jueves los niños hacían ronda por las casas pidiendo comida y cantando coplillas.

ad0759b6-faf6-482e-92b3-5e3d6d119690 Carnaval rural de Agurain – Aguraingo Inhauteriak

 

En Agurain los niños de la Ikastola Lope de Larrea, siguen año tras año saliendo todos los Jueves de Lardero animando todas las calles de la localidad aunque esta fiesta, en la actualidad, en otras localidades donde todavía se celebra, se ha trasladado al sábado.

 

El domingo y martes de carnaval este recorrido de ronda, era efectuado durante la mañana, por los mozos, en casi todas las aldeas alavesas, y por la tarde se disfrazaban de personajes que tenían un nombre según la zona.

9357782d-661a-4323-bac7-e9dda6467c6e Carnaval rural de Agurain – Aguraingo Inhauteriak

Estos nombres eran porreros, cácarros, kokomarros, máscaras, fantoches, cachis o cachirulos. Estos personajes perseguían a las mozas con las denominadas ‘putxikas’ o ‘botxintxas’ (vejigas hinchadas) para golpearlas. También tenían una vestimenta especial según la zona, y otra de sus funciones era la de hacer ruido; para ello se ponían campanillas y cascabeles y utilizaban carracas, cacerolas, matracas y tilitrancos. Fundamentalmente el día de Viernes Santo, el sentido del ruido era el de espantar a los seres malignos.

e62a76b4-69de-48ea-9f79-acc0e9d5f3e0  Carnaval rural de Agurain – Aguraingo Inhauteriak

Como final del carnaval rural venía la quema del muñeco de paja previamente confeccionado, generalmente el martes y asignándole un nombre. Famoso es Marquitos en Zalduondo, Porretero y Sorgina en Agurain y Salcedo- El Criminal en Arriola, Toribio en Santa Cruz de Campezo o Don Felipe en Lermanda y otros muchos hasta setenta. La mayoría de estos personajes sucumben en el fuego.

e7d5eda7-d004-4319-9fde-127f2f258752 Carnaval rural de Agurain – Aguraingo Inhauteriak

Hay lugares donde cambia su final como en Salcedo, donde lo tiran a un tejado, o en Santa Cruz de Campezo, donde lo tiraban al pilón de la fuente hasta que se ahogara. En Pobes lo enterraban en una huerta y en Arriola lo escondían en un pajar.

 

Con esto se terminaba el carnaval y comenzaba el periodo de siete semanas en el que todo son viernes, como dice una coplilla que se cantaba en algunas aldeas.

img 3 5

Carnaval rural de Agurain – Aguraingo Inhauteriak

Miércoles de ceniza / que triste vienes/ con siete semanitas / que todo son viernes.

img 6 2

Carnaval rural de Agurain – Aguraingo Inhauteriak

 

20ebff2b-b8c5-4fc1-b5a5-18761212ffa7 Carnaval rural de Agurain – Aguraingo Inhauteriak

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: